Pierde INTEL dos demandas sobre nombres de dominio ante empresas mexicanas

La semana pasada el gigante de la industria de computadoras, microprocesadores y chips, INTEL, fue derrotado dos veces en el Centro de Arbitraje y Mediación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), con sede en Ginebra, Suiza.

En el mes de diciembre de 2010 fui contactado por Eduardo Noriega y en julio de 2011 por Jesús Guerrero y Luis Ortega. Los tres tenían tres coincidencias. (1) Eran de Hermosillo, Sonora; (2) fueron mis alumnos hace más de 10 años en la Maestría en Comercio Electrónico en el ITESM; y (3) recibieron varias cartas de un despacho de abogados que representa a INTEL en México solicitándoles “cancelaran” sus nombres de dominio (intelcompras.com e intelsitio.com respectivamente) por una supuesta infracción de la marca INTEL. Estas cartas no eran amables, estaban amenazándolos con iniciar acciones legales si no cancelaban los citados nombres de dominio. En el gremio las conocemos como “cartas de cese y desistimiento”.

Como era de esperarse, mis ex-alumnos estaban bastante preocupados, pues tenían más de 8 años promoviendo y administrando sus negocios legítimos en internet a través de dichos nombres de dominio. Acceder a las amenazas de INTEL implicaría una pérdida irreparable para sus negocios y para el sustento de sus familias desde luego. Mi recomendación fue sencilla: no contesten más comunicaciones de los abogados; hacerlo sin asesoría legal involucra el grave riesgo de darle “herramientas” (argumentos) a INTEL para preparar mejor una posible demanda sobre los nombres de dominio involucrados.

Ambos me preguntaron si era mejor que yo les diera respuesta de manera directa a los abogados de INTEL, a lo cual me negué por estrategia. En un juicio, lo mejor es que la contraparte conozca de ti lo menos posible. Si hablas con ellos inevitablemente les darás información. Si les contestas a través de un abogado sabrán que estás asesorado legalmente, lo que los motivará a preparar una mejor demanda. Recuerden la máxima legal: “todo lo que digas podrá ser usado en tu contra”.

Después de más llamadas, cartas con amenazas y ofertas absurdas de “compra del dominio”, incluso notificadas por notario, finalmente dieron el siguiente paso. A principios del mes de abril de este año, INTEL a través de sus abogados en México, presentó ante la OMPI dos demandas en contra de los titulares de los nombres de dominio: intelsitio.com e intelcompras.com. Los 16 meses que INTEL tardó en presentar la demanda, fue tiempo más que suficiente para planear una buena estrategia de defensa con mis clientes.

Los abogados de INTEL afirmaron en sus demandas que los titulares de intelsitio.com e intelcompras.com no tenían derechos ni intereses legítimos sobre tales dominios, los cuales habían sido registrados de mala fe, aprovechándose de la buena reputación y fama de la marca INTEL. En un principio solicitaron la cancelación de ambos nombres de dominio, pero luego cambiaron de parecer y pidieron la transferencia de los mismos a INTEL.

Eduardo decidió presentar la contestación de manera independiente, siguiendo las estrategias y consejos que previamente habíamos comentado. Jesús y Luis optaron porque un servidor los representara ante la OMPI.

INTEL es conocido mundialmente por proteger vigorosamente sus marcas en el ámbito digital. Existen antecedentes documentados[1] que demuestran que INTEL ha sido acusado por sus víctimas de presentar demandas frívolas y abusivas en contra de negocios o portales con derechos o interés legítimo, tanto en los tribunales Estadounidenses como ante la OMPI.

El líder de los microprocesadores ha recuperado más de 80 nombres de dominio en múltiples demandas que ha presentado ante la OMPI y el National Arbitration Forum (NAF), pero no corrió con la misma suerte en México. De hecho, de todas las demandas para recuperar nombres de dominio que INTEL ha presentado ante la OMPI (15) y el NAF (3), las primeras que pierde son estas dos que inició en contra de las empresas mexicanas intelsitio.com e intelcompras.com.

Me parece desafortunado que empresas como INTEL se conviertan en “trolls” de marcas registradas, al buscar “aplastar” por igual a piratas informáticos que a negocios legítimos que hacen uso de buena fe de sus nombres de dominio. Es legal y perfectamente comprensible disputar nombres de dominio que han sido registrados de manera abusiva, con mala fe y buscando lucrar con marcas conocidas, pero intentar desposeer de sus dominios a comerciantes y empresas legítimamente establecidas es lamentable.

No es la primera vez que me toca enfrentarme a un gigante de la industria en la OMPI, he tenido la fortuna de representar a clientes que han sido demandados por NAF NAF y MARTELL, y ahora INTEL. Todos han sido casos muy difíciles, pero me he animado a aceptarlos porque no me parece correcto que grandes empresas y corporativos multinacionales se aprovechen de los recursos que tienen a su alcance para dañar a pequeños negocios con tácticas de litigio que pretenden proteger sus marcas más allá de una interpretación razonable del alcance de los derechos otorgados a quienes sienten afectados sus derechos intelectuales, a través de la Política Uniforme de Resolución de Disputas por Nombres de Dominio (UDRP). Tal como lo resolvió el Panelista de INTEL vs. Intelsitio, evidentemente no se trata de casos de registros abusivos de nombres de dominio (ciberocupación).

Es obligación moral y ética de los abogados ser honestos con los clientes. Hay ocasiones en que no tiene sentido demandar a alguien que tiene interés legítimo en el nombre de dominio, esta haciendo un uso de buena fe del mismo y no causa ningún daño a la reputación o fama de la marca.

 

Consulta las decisiones aquí:

Case No. D2012-0718 > Intel Corporation v. Intelsitio Mexico, Jesús Guerrero Jiménez

Case No. D2012-0717 > Intel Corporation v. Intelcompras SA de CV

 

Pocas veces la decisión de una disputa de nombre de dominio provoca un impacto mediático como este:



[1] Ver: http://www.chillingeffects.org/weather.cgi?WeatherID=622 y http://intel4intelligence.blogspot.mx/

Nota: Nombres de Dominio recuperados (representando al demandante) o conservados (representando al demandado) por Joel Gómez: intelsitio.com, martell.com.mx, mercury.com.mx, hummer.com.mx, montblanc.com.mx, bancoazteca.com, mazda.com.mx, astonmartin.com.mx, apple.co.cr, tvazteca.tv, jetblue.com.mx, aztecamovil.com, innovasport.com, grupomodelo.com, mtvla.com.mx, tous.com.mx, ncr.com.mx, nafnaf.com.mx, mundojoven.com, ineta.com.mx, comerdel.com.mx, maquinasparacafe.com.mx, normont.com.mx y silc.com.mx.

Presentan el libro “Una Agenda Digital: Telcos y TIC’s en México”

Una Agenda Digital: Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información en México reúne la contribución de importantes líderes de opinión, legisladores, expertos, dirigentes de empresas del sector, académicos e investigadores nacionales e internacionales que respondieron a la invitación de Rodrigo Pérez-Alonso y Ernesto Piedras en torno a la necesidad de crear con una Política Pública de Estado para que México aproveche el enorme potencial que deriva del uso de las TIC en las áreas estratégicas para el desarrollo como la educación, la salud, productividad, los servicios públicos y privados y el acceso a mejoras sustanciales y permanentes en el nivel de vida de los ciudadanos. En un terreno tan fértil y tan innovador como en de las TIC, este libro aporta un balance entre el pasado y el presente así como una clara prospectiva sobre los temas que deben ser abordados para el crecimiento sostenido de nuestra economía.

En la presentación del libro el pasado 11 de junio de 2012 en el Club Piso 51 de la Torre Mayor, estuvieron presentes y comentaron sobre el tema: Dionisio Pérez-Jácome, Secretario de Comunicaciones y Transportes, Mario Anguiano, Gobernador de Colima, y los Diputados Ildefonso Guajardo y Rodrigo Perezalonso.

Mi aportación aparece en la página 447 y se titula Retos Legales para Proteger los Derechos de Propiedad Intelectual en el Entorno Digital.

 


< Para descargar el libro haz clic aquí >

 

¿A quién pertenece lo que publicamos en Redes Sociales?

Es común pensar que al hacer clic en el botón de “publicar” de Facebook o “tweet” en Twitter, automáticamente la información deja de ser nuestra para pertenecer a estas redes sociales. Esta creencia es parcialmente cierta desafortunadamente. Veamos lo que dicen los “términos y condiciones de uso” de algunas de las redes sociales más populares en nuestro país:

FACEBOOK: Tú eres dueño de todo el contenido y la información que publicas en Facebook, y puedes controlar cómo se comparte a través de la configuración de la privacidad y las aplicaciones. Además:

  • Para el contenido protegido por derechos de propiedad intelectual, como fotografías y videos (contenido de PI), nos concedes específicamente lo siguiente: una licencia mundial no exclusiva, transferible, sub licenciable, libre de regalías, para utilizar cualquier contenido de PI que publiques en Facebook (licencia de PI). Esta licencia de PI finaliza cuando eliminas tu contenido de PI o tu cuenta, a menos que tu contenido se ha compartido con otras personas, y éstas no lo hayan eliminado.
  • Cuando se utiliza una aplicación, tu contenido y la información se comparte con la aplicación. Facebook exige que las aplicaciones respeten tu privacidad, y tu acuerdo con dicha aplicación controlará la forma en la aplicación puede utilizar, almacenar y transferir ese contenido y la información.

TWITTER: Tú conservas los derechos de cualquier contenido que envíes, publiques o muestres a través de Twitter:

  • Al enviar, publicar o mostrar contenido en o a través de Twitter, le concedes una licencia mundial no exclusiva, libre de regalías (con derecho a sublicenciar) para usar, copiar, reproducir, procesar, adaptar, modificar, publicar, transmitir , mostrar y distribuir dicho contenido en todos los medios o métodos de distribución (conocidos ahora o que sean desarrollados en un futuro).
  • Esta licencia incluye el derecho de Twitter para ofrecer dichos contenidos a otras compañías, organizaciones o individuos que se asocian con Twitter para la sindicación, difusión, distribución o publicación de dicho contenido en otros medios y servicios. Estos usos adicionales se pueden hacer sin darte ninguna compensación o retribución económica.
  • Twitter puede modificar o adaptar tu contenido a fin de transmitirlo, mostrarlo o distribuirlo a través de redes informáticas y en diversos medios de comunicación y/o hacer cambios en su contenido que sean necesarias para que se ajuste y adapte a los requisitos o limitaciones de redes, dispositivos, servicios o medios de comunicación.

LINKEDIN: Eres dueño de la información que proporcionas a LinkedIn, y podrás solicitar que se borre en cualquier momento, a menos que hayas compartido información o contenido con terceros y no lo hayan eliminado, o dicha información se ha copiado o almacenado por otros usuarios.

  • Concedes a LinkedIn una licencia no exclusiva, irrevocable, mundial, perpetua, ilimitada, transferible, transmisible y totalmente pagada y libre de regalías para que Linkedin copie, prepare trabajos derivados, mejore, distribuya, publique, elimine, retenga, añada, procese, analice, utilice y comercialice, en cualquier forma conocida ahora o en el futuro, cualquier información que tu proporciones, directa o indirectamente a LinkedIn. Esto incluye cualquier contenido, ideas, conceptos, técnicas o datos de los servicios generados por usuarios, que envíen a LinkedIn, sin ningún tipo de consentimiento adicional previo aviso y/o compensación alguna para ti o para terceros.

Podemos entonces concluir que:

  1. Lo que publicas en Facebook, es tuyo y de Facebook, lo que publicas en Twitter, es tuyo y de Twitter, lo que publicas en Linkedin, es tuyo y de Linkedin. ¡Es como si te casaras por bienes mancomunados con las redes sociales!
  2. En todos los casos concedes una licencia (permiso de uso) mundial, pagada (no tienes derecho a cobro de regalías) e irrevocable (no te puedes después arrepentir y cancelarla) para que las redes sociales hagan con tu información lo que quieran, como modificarla, venderla, distribuirla y republicarla en otros medios.
  3. Una vez que alguien de tu circulo de amigos, followers o contactos (e inclusive las aplicaciones de facebook) copia, almacena, comparte o re-transmite información que tu publicaste, pierdes todo control sobre la misma. Podrás pedir que se borre tu cuenta y lo harán, pero es imposible solicitar que se borre la información que otros tienen sobre ti (fotos, videos, comentarios, etc.).

Después de leer esto, ¿sigues pensando que las redes sociales “son gratis”? El precio que pagamos es muy alto: otorgamos el permiso de usar, modificar, compartir y de hacer prácticamente lo que quieran con nuestra información.

 

Artículo originalmente publicado en: http://www.merca20.com/a-quien-pertenece-lo-que-publicamos-en-redes-sociales/

 

Imagen de: http://www.freedigitalphotos.net/images/view_photog.php?photogid=1152

Entrevista a Joel Gómez en Neurona Digital Radio: Tips Legales para Emprendedores Digitales

Si estás navegando en un iphone o ipad, descarga esta aplicación.

16 de abril de 2012.- Karla Tapia entrevistó a Joel Gómez para el programa “AMIPCI en Vivo” en Neurona Digital Radio > “Tips Legales para Emprendedores Digitales”.
%CODEentND%

Historia de un Plagio Judicial en el Día Mundial de la Propiedad Intelectual

Hace semana y media aproximadamente, recibí una invitación para asistir a la conferencia “La Prueba Electrónica” que dictaría un Juez Civil del Distrito Federal. El tema me atrajo mucho, así que no dudé en apartar mi lugar casi de inmediato. El evento fue hoy en un lujoso Hotel de Polanco. La hora a la que fuimos convocados fue las 8am, pero justo ayer a las 4:20pm recibimos un correo de los organizadores, avisando que el Juez por un imprevisto iba a llegar no a las 8, sino a las 9am. Lo cierto es que el Juez no llegó a las 9, sino a las 9:40am.

Inicia la charla con el tema “Delincuentes Informáticos”, lo cual me pareció raro pues el Juez era Civil, no Penal. Apenas iba en el tercer  slide de su presentación cuando me topo con imágenes que uso en muchas de mis presentaciones sobre delitos informáticos, situación que me puso alerta de inmediato, pues no son fotos comunes y nunca he visto que las usen otros colegas que imparten charlas similares. Llegó el cuarto slide y de nueva cuenta aparece ahora una gráfica (hecha por mi desde cero) que  uso en mis presentaciones sobre delitos informáticos. El estómago se me empezó a revolver literalmente.

Ya no me causó sorpresa, sino irritación extrema, que el quito, sexto, séptimo y hasta el último slide de “su” presentación de delitos informáticos, eran copia literal de una de mis presentaciones. Saqué el teléfono y no dudé en publicar esto en twitter y facebook, preguntando a la audiencia “¿le digo o no le digo?”. El 99% de las respuestas en ambas redes sociales fue contundente “¡si, dile!”. Busqué en internet mi ponencia y la descargué de inmediato; se la mostré al organizador del evento (lo tenía a un lado) y entendió mi molestia que ya había notado minutos antes. Se puso a mensajear con la coordinadora del Comité (que estaba frente a él) y ambos tenían cara de… “¿y ahora, qué va a hacer Joel?”.

Mientras, seguía leyendo las contestaciones de twitter y facebook (sin dejar de echar un ojo a los “slides piratas“). Una amiga inocentemente me puso un mensaje en Facebook que dice “a lo mejor ambos fueron a la misma fuente“. Pensé en la respuesta: “Amiga, esa conferencia la he impartido más de 40 veces en todo México, frente a Poderes Judiciales de diversos estados, la Academia Nacional de Seguridad Pública (2002), un Congreso Internacional de Cibercriminalidad que organizó la PGR (2006), el cual fue transmitido por TV en el Canal Judicial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y numerosas clases impartidas en el Instituto Nacional de Ciencias Penales… la fuente soy yo“. Los textos eran iguales, las definiciones las mismas, y las gráficas e imágenes idénticas… solo cambió la distribución del texto dentro de cada slide.

No era la primera vez que me pirateaban esta misma presentación. En junio del año pasado descubrí que un blog tenía publicados textos parciales (copiados literalmente) de mi presentación. Contacté al titular del blog y en primera instancia negó el acto de plagio, pero cuando le mostré las pruebas no tuvo más remedio que reconocerlo. Le pregunté de dónde había obtenido la información y me dijo: “obtuve los conceptos de un libro de texto es la guía de estudios del sistema CECyTE Quintana Roo, para la carrera de técnico en informática. Estos libros están hechos por los maestros de estas escuelas en todo el país según me enteré.” Afortunadamente entró en razón el muchacho y logré me citara: http://ravenblog.over-blog.net/m/article-43785465.html

Pero volviendo al tema del triste suceso del día de hoy, pasaban los minutos y yo seguía pensando, ¿qué hago? Ciertamente no quería armar un escándalo, pero el organizador me veía tan molesto que casi al final de la presentación del Juez se acercó y me dijo: “Joel, si quieres decirle públicamente lo que gustes, adelante!”. Hoy se celebra el Día Mundial de la Propiedad Intelectual, ¡no podía ser de otra manera! Quise esperarme hasta el final para ver si no me citaba (habiendo citado a otros autores en la segunda parte de su plática), y no lo hizo.

Llegada la sección de preguntas y respuestas levanté la mano y le dije: “¿Juez, de dónde obtuvo la información de su ponencia sobre Delitos Informáticos?” Fue producto de una investigación… son materiales del Doctorado en Derecho de la UNAM, son de la autoría del Doctor Rodrigo, comentó. Ni son de la UNAM ni son de ningún Doctor Rodrigo, son míos. Y dígale al “doctor” Rodrigo que si sigue usando mis materiales que por favor me cite en todos y cada uno de los slides, por que se los fusiló literalmente, repliqué.

Ya no les cuento la cara que puso el Juez. Medio se disculpó, sacó una hoja con bibliografía que no alcanzó a proyectar (en donde obviamente no aparecía un servidor), trastabilló y me pidió mi nombre completo para “verificarlo con la UNAM“.

No me molesta en lo absoluto que usen mis presentaciones, de hecho procuro publicarlas en Slideshare, en mi blog personal y en otro de mis blogs: www.derechoinformatico.mx. Lo que me molesta es el plagio flagrante, más cuando viene del Poder Judicial y de la máxima casa de estudios (suponiendo sin conceder que haya dicho la verdad el Juez). Creo en los beneficios de compartir el conocimiento, dentro de los límites legales y respetando siempre los derechos del autor.

!FELIZ DÍA MUNDIAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL¡

 

Imagen de: http://www.freedigitalphotos.net/images/view_photog.php?photogid=2664

1 2