México 2 – Francia 0, La batalla por los Dominios

Existe la creencia generalizada de que los nombres de dominio se crearon casi exclusivamente para los titulares de marcas registradas o algún derecho de propiedad intelectual similar. O en el peor de los casos, si no se crearon para ellos, se piensa que la Política de Resolución de Disputas por Nombres de Dominio (UDRP por sus siglas en inglés) está diseñado para favorecer solo a los titulares de marcas o derechos de propiedad intelectual. La primera creencia es totalmente falsa, y la segunda es parcialmente cierta; el objetivo de la UDRP (o su equivalente para dominios locales o de país, LDRP) es principalmente evitar el registro abusivo de nombres de dominio.

 

Por “registro abusivo” suele entenderse la práctica de registrar un nombre de dominio idéntico o similar en grado de confusión a una marca registrada con el fin de (1) perturbar la actividad comercial de un competidor, (2) obtener un lucro indebido creando posible confusión entre los consumidores o (3) vender, alquilar o ceder el nombre de dominio al titular de la marca registrada por un monto substancialmente mayor a los costos involucrados en el registro del mismo. Este último ejemplo es conocido comúnmente como “secuestro de nombres de dominio”.

 

Les comento brevemente dos casos que me ha tocado llevar en donde he sido abogado defensor de los titulares de los nombres de dominio en disputa: nafnaf.com.mx y martell.com.mx.

 

Caso NAFNAF.COM.MX > El Promovente (NAF NAF) es una empresa de nacionalidad francesa cuyo origen se remonta a 1973, que ha consolidado como una de las diez principales compañías francesas en la industria de la moda femenina. El Promovente opera bajo la marca NAF NAF un conjunto de 140 boutiques de su propiedad en Francia y 30 en otros países de Europa, manteniendo además un sistema de licenciatarios y distribuidores autorizados con 440 puntos de venta en más de 50 países fuera de Europa. Para identificar sus servicios, el Promovente es titular de más de 500 registros marcarios teniendo por objeto la denominación NAF NAF en 117 países. Con todo lo bello que esto suena, el promovente (“demandante”) no fue capaz de probar los 3 puntos que marca la Política para resultar victorioso en una disputa por nombre de dominio. Mi cliente se constituyó en 1985 como “NAF NAF, S.A. de C.V.” en México, y también se dedica a la manufactura de ropa, contando con marcas propias y de terceros. A pesar de no contar con ninguna marca registrada vigente con el signo distintivo “NAF NAF”, fuimos capaces de probar el interés legítimo de mi cliente en el nombre de dominio, presentando su acta constitutiva, altas en Hacienda, IMSS y otras autoridades, facturas y cartas con clientes y proveedores y otra serie de documentos relevantes.

 

Caso MARTELL.COM.MX > El Promovente (Martell & Co. S.A.) es una empresa de nacionalidad francesa y su abogado argumentó que los orígenes de Martell se remontan a más de 300 años, siendo Martell hoy en día uno de los mejores Cognacs franceses conocidos en el mundo. También presentó numerosas marcas registradas en México, argumentando la existencia de muchas otras en el mundo. El abogado de la parte actora tampoco supo demostrar los tres elementos que marca la política de disputas de nombres de dominio para México. Uno de mis clientes, Alberto Martell Hernández decidió registrar desde hace varios años este nombre de dominio para crear un sitio web de la familia Martell en México. Aunque no lo crea, esa fue tal vez la razón principal para que el Panelista decidiera desestimar la solicitud de controversia, para que mi cliente pudiera seguir conservando el nombre de dominio.

 

Conclusión, este tipo de “controversias” son altamente especializadas (lo cual no implica necesariamente que sean complejas), y por ende, una buena asesoría legal es indispensable para salir victorioso, independientemente de la posición en que usted se encuentre. No se asuste si le llega una “carta amenazante” de un despacho de abogados de apellidos finos, si usted no registró el dominio de mala fe, seguramente la razón y el derecho estarán de su parte, y le permitirán conservarlo.

 

Publicado originalmente en: http://www.empresasydinero.com/mexico-2-%E2%80%93-francia-0-la-batalla-por-los-dominios/

 

Image: David Castillo Dominici / FreeDigitalPhotos.net