Ordena Juez recontratar empleados despedidos por quejarse en Facebook

A principios del mes patrio un medio estadounidense publicó una nota digna de causar sorpresa en la comunidad jurídica-informática. En una decisión única en su clase, un juez de la Junta Nacional de Relaciones Laborales ordenó a una empresa Neoyorquina recontratar a cinco empleados que fueron despedidos por quejarse de sus condiciones laborales en Facebook.

 

Todo inició con una serie de mensajes que estos compañeros de trabajo publicaron en sus muros de Facebook (a manera de discusión), defendiendo su desempeño en el trabajo, pero criticando sus condiciones laborales, incluyendo la carga de trabajo y asuntos relacionados con reclutamiento y selección de personal. Dentro de pocos días, el director de la empresa “Hispanos Unidos de Buffalo” despidió a los cinco empleados involucrados en esta serie de mensajes, argumentando que sus comentarios constituían acoso de un empleado mencionado en el mensaje inicial.

 

El Juez Amchan resolvió que los empleados estaban protegidos porque su conversación sobre los términos y condiciones laborales fue entre compañeros de trabajo, y que dicha conducta no violaba la ley. La Sección 7 de la Ley de Relaciones Laborales que citó el juez establece que “Los trabajadores tienen el derecho a la auto-organización, para formar, unirse o ayudar a organizaciones laborales, a la negociación colectiva a través de representantes de su propia elección, y a participar en actividades concertadas con el propósito de la negociación colectiva u otra ayuda o protección mutua”.

 

El Juez ordenó a la empresa a reinstalar a los cinco empleados y pagarles salarios caídos porque fueron despedidos ilegalmente. Se trata del primer caso relacionado con “medios sociales” que es resuelto por la citada autoridad, que no cumplía con la política de medios sociales de la organización.

 

Se ha puesto a pensar ¿cómo reaccionaría usted al encontrarse de que algunos de sus empleados están quejándose de las condiciones laborales de su empresa (¡o de usted!) en facebook o twitter? ¿puede un patrón despedir a un empleado por “comunicados no deseados” que haga en redes sociales? ¿Dará lo mismo que dichos comunicados sean de naturaleza muy distinta? Por ejemplo: (a) Si un empleado comunica a través de redes sociales información secreta, sensible o confidencial de la empresa, ¿puede usted despedirlo? (b) Si un empleado comunica a través de redes sociales insultos, injurias, amagos u otra clase de información violenta en contra de la empresa o de sus jefes ¿puede usted despedirlo? (c) Si un empleado comunica a través de redes sociales su opinión negativa o críticas en contra de la empresa o de sus jefes ¿puede usted despedirlo? Existe un pequeño análisis que le podrá ayudar a encontrar respuestas a estas interrogantes denominado “Social Media en el Trabajo”.

 

La materia laboral – informática es probablemente la menos regulada desde el punto de vista legal. Por ello es importante que tenga bien claro qué puede y debe hacer en caso de que se enfrente ante situaciones como las que acabamos de describir. No puede prohibir el uso de redes sociales en el trabajo cuando cualquier persona que tenga un “teléfono inteligente” puede tener acceso a ellas en cualquier momento y lugar. Es preferible orientar y dosificar el uso de esas redes o medios sociales en el trabajo. Contar con una política justa y legal en materia de uso de Internet y redes sociales será indispensable para evitarse problemas de índole laboral.

 

Publicado originalmente en: http://www.empresasydinero.com/ordena-juez-recontratar-empleados-despedidos-por-quejarse-en-facebook/

 

Image: Master isolated images / FreeDigitalPhotos.net

México 2 – Francia 0, La batalla por los Dominios

Existe la creencia generalizada de que los nombres de dominio se crearon casi exclusivamente para los titulares de marcas registradas o algún derecho de propiedad intelectual similar. O en el peor de los casos, si no se crearon para ellos, se piensa que la Política de Resolución de Disputas por Nombres de Dominio (UDRP por sus siglas en inglés) está diseñado para favorecer solo a los titulares de marcas o derechos de propiedad intelectual. La primera creencia es totalmente falsa, y la segunda es parcialmente cierta; el objetivo de la UDRP (o su equivalente para dominios locales o de país, LDRP) es principalmente evitar el registro abusivo de nombres de dominio.

 

Por “registro abusivo” suele entenderse la práctica de registrar un nombre de dominio idéntico o similar en grado de confusión a una marca registrada con el fin de (1) perturbar la actividad comercial de un competidor, (2) obtener un lucro indebido creando posible confusión entre los consumidores o (3) vender, alquilar o ceder el nombre de dominio al titular de la marca registrada por un monto substancialmente mayor a los costos involucrados en el registro del mismo. Este último ejemplo es conocido comúnmente como “secuestro de nombres de dominio”.

 

Les comento brevemente dos casos que me ha tocado llevar en donde he sido abogado defensor de los titulares de los nombres de dominio en disputa: nafnaf.com.mx y martell.com.mx.

 

Caso NAFNAF.COM.MX > El Promovente (NAF NAF) es una empresa de nacionalidad francesa cuyo origen se remonta a 1973, que ha consolidado como una de las diez principales compañías francesas en la industria de la moda femenina. El Promovente opera bajo la marca NAF NAF un conjunto de 140 boutiques de su propiedad en Francia y 30 en otros países de Europa, manteniendo además un sistema de licenciatarios y distribuidores autorizados con 440 puntos de venta en más de 50 países fuera de Europa. Para identificar sus servicios, el Promovente es titular de más de 500 registros marcarios teniendo por objeto la denominación NAF NAF en 117 países. Con todo lo bello que esto suena, el promovente (“demandante”) no fue capaz de probar los 3 puntos que marca la Política para resultar victorioso en una disputa por nombre de dominio. Mi cliente se constituyó en 1985 como “NAF NAF, S.A. de C.V.” en México, y también se dedica a la manufactura de ropa, contando con marcas propias y de terceros. A pesar de no contar con ninguna marca registrada vigente con el signo distintivo “NAF NAF”, fuimos capaces de probar el interés legítimo de mi cliente en el nombre de dominio, presentando su acta constitutiva, altas en Hacienda, IMSS y otras autoridades, facturas y cartas con clientes y proveedores y otra serie de documentos relevantes.

 

Caso MARTELL.COM.MX > El Promovente (Martell & Co. S.A.) es una empresa de nacionalidad francesa y su abogado argumentó que los orígenes de Martell se remontan a más de 300 años, siendo Martell hoy en día uno de los mejores Cognacs franceses conocidos en el mundo. También presentó numerosas marcas registradas en México, argumentando la existencia de muchas otras en el mundo. El abogado de la parte actora tampoco supo demostrar los tres elementos que marca la política de disputas de nombres de dominio para México. Uno de mis clientes, Alberto Martell Hernández decidió registrar desde hace varios años este nombre de dominio para crear un sitio web de la familia Martell en México. Aunque no lo crea, esa fue tal vez la razón principal para que el Panelista decidiera desestimar la solicitud de controversia, para que mi cliente pudiera seguir conservando el nombre de dominio.

 

Conclusión, este tipo de “controversias” son altamente especializadas (lo cual no implica necesariamente que sean complejas), y por ende, una buena asesoría legal es indispensable para salir victorioso, independientemente de la posición en que usted se encuentre. No se asuste si le llega una “carta amenazante” de un despacho de abogados de apellidos finos, si usted no registró el dominio de mala fe, seguramente la razón y el derecho estarán de su parte, y le permitirán conservarlo.

 

Publicado originalmente en: http://www.empresasydinero.com/mexico-2-%E2%80%93-francia-0-la-batalla-por-los-dominios/

 

Image: David Castillo Dominici / FreeDigitalPhotos.net

Twitteros Terroristas

El pasado 25 de agosto la Ciudad de Veracruz vivió una crisis verdaderamente difícil. Cientos de mensajes inundaron las redes sociales (twitter y facebook) advirtiendo a la comunidad veracruzana hechos como los siguientes: “Confirmo en la Escuela {Alfonso Reyes} de la Col. Carranza se llevaron 5 niños, grupo armado, psicosis total en la zona”, “Tiros en la escuela atrás del activo integral Veracruz Pemex a las 11:40 am”, “La Secretaría de la Defensa Nacional sugirió y ordenó retirar a los niños de las escuelas”, “Disparos desde un helicóptero hacia una escuela primaria… niños atemorizados durante el recreo y tirados en el suelo aleccionados por sus padres”, “Autoridades confirmaron los hechos”. Toda esta información era completamente falsa.

 

Mientras esto sucedía, las autoridades estatales se esforzaban por desmentir estos mensajes a través de los medios de comunicación oficiales y los involucrados se empeñaban en afirmar que eran ciertos. Como era de esperarse, la ciudad entró en caos. Los directores de varias escuelas empezaron a llamar a los padres de familia para que pasaran a recoger a sus hijos; la voz se corrió y el pánico y alarma trastornaron durante varias horas a la ciudad. Muchos reporteros captaron con sus cámaras a padres de familia y niños corriendo con angustia y desesperación en las escuelas veracruzanas.

 

Presuntamente esta psicosis fue generada por una cuenta de twitter llamada @NarcoViolencia, desde donde se publicaron noticias sobre hechos violentos en Ciudad Juárez: “Un grupo de sicarios dispararon contra padres de familia en una escuela primaria”, “varias narcomantas fueron colocadas en escuelas”. El problema inició cuando estos mensajes fueron republicados (re-twitteados) con el hashtag #Verfollow, sin aclarar que se trataba de escuelas de Ciudad Juárez. El hashtag #Verfollow se usa para informar sobre hechos violentos en Veracruz.

 

Si bien estos mensajes fueron generados por una colectividad de usuarios de las redes sociales, dos personajes que actuaron como “curadores” fueron los protagonistas de re-transmitir, generar y confirmar una muy buena parte de los mensajes: Gilberto Martínez Vera y María de la Luz “Maruchi” Bravo Pagola, ambos maestros. En Internet se conoce como “curador de contenido” a aquella persona que continuamente busca, agrupa, organiza y comparte la información más relevante sobre un tema determinado que se discute o propaga a través de esta red.

 

De entre 16 personas sujetas a investigación, las autoridades del estado arrestaron a Maruchi y Gilberto, quienes están acusados de “terrorismo equiparado” y “sabotaje”, delitos que de acuerdo al Código Penal de Veracruz les corresponden penas de hasta 30 y 20 años en prisión respectivamente. Estos hechos tienen enfurecidos a una buena parte de la comunidad de usuarios de Twitter y Facebook de México. Desde luego buscaron involucrar de inmediato a derechos humanos, partidos políticos, asociaciones no gubernamentales de la talla de Amnistía Internacional y la prensa de muchos países tiene puestos los ojos en México por este tema. Se dice que es la primera vez a nivel mundial que un país acusa de “terrorismo” a usuarios de Twitter por los contenidos de sus publicaciones.

 

Ana, una usuaria de twitter publicó un par de mensajes que me llamaron la atención: “Yo fui 1 de los padres que sufrieron x esos twitts, quiero un castigo ejemplar para ellos.” Cuando la felicité por expresar su opinión pues en apariencia la mayoría estaba a favor de los twitteros, Ana me respondió: “Es cierto! Pero los defienden x ir contra del gobierno, pero pocos razonan el alcance de actos irresponsables como los twiteros”. Claudia, otra twittera comenta: “Son ABSOLUTAMENTE irresponsables, pero no terroristas.”

 

Es un hecho que a Maruchi y Gilberto no puede de ninguna manera considerárseles como “terroristas” o “saboteadores”, y es un absurdo que el gobierno de Veracruz pretenda imputarles estos delitos. Sin embargo, los acusados actuaron con total y absoluta irresponsabilidad al esparcir con tal ahínco esa información que provocó una psicosis y colapso de la vialidad, la telefonía celular y los servicios de emergencia durante al menos 4 horas en Veracruz. Estos actos no deben quedar impunes y merecen una sanción razonable y proporcional a la afectación que causaron.

 

Publicado originalmente en: http://www.empresasydinero.com/twitteros-terroristas/

Entrevista en Panorama Informativo: ¿Twitteros Terroristas?

Si estás navegando en un iphone o ipad, descarga esta aplicación.

%CODEpctwte%
4 de septiembre de 2011.- La prensa internacional, organizaciones civiles y de protección a los derechos humanos tuvieron puestos sus ojos en este triste episodio en el que se vieron inmiscuidos twitteros veracruzanos, a quienes el gobierno local acusó de terrorismo equiparado y sabotaje, por haber causado histeria y psicosis colectiva en la población de Veracruz, al publicar un muchos mensajes alarmantes vía twitter y facebook.

El ABC de la Protección de Datos Personales

En julio de 2010 se publicó la nueva Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

 

Para llegar a esta ley, el Congreso Mexicano tuvo que hacer varias reformas previas:

—        El 20 de julio de 2007 se reformó el artículo sexto de la Constitución Política. La modificación está vinculada con la protección de datos personales: La información que se refiere a la vida privada y los datos personales será protegida en los términos y con las excepciones que fijen las leyes.

—        Dos años después, el 30 de abril de 2009, se publicó una reforma constitucional al artículo 73, fracción XXIX-O, que otorgó facultades al Congreso de la Unión a legislar en materia de protección de datos personales en posesión de particulares.

—        En este mismo año, el 1° de junio de 2010, se agrega un párrafo segundo al artículo 16 de la Constitución Política:

“Artículo 16. […] Toda persona tiene derecho a la protección de sus datos personales, al acceso, rectificación y  cancelación de los mismos, así como a manifestar su oposición, en los términos que fije la ley, la cual establecerá los supuestos de excepción a los principios que rijan el tratamiento de datos, por razones de seguridad nacional, disposiciones de orden público, seguridad y salud públicas o para proteger los derechos de terceros.”

Con estas reformas no solo se posibilitó al Congreso para regular en esta materia, sino que se elevó a rango constitucional la protección de datos personales, convirtiendo la misma en una garantía individual.

 

Esta ley contiene obligaciones específicas para toda aquella persona física o moral de carácter privado (incluyendo cualquier intermediario) que realice actividades de recolección y/o tratamiento de datos personales.  Tiene por objeto la protección de los datos personales, con la finalidad de regular su tratamiento legítimo, controlado e informado, a efecto de garantizar la privacidad y el derecho a la autodeterminación informativa de las personas.

 

Entre las principales obligaciones que tienen los responsables en el tratamiento de datos personales se encuentran las siguientes:

  • Deben observar los principios de licitud, consentimiento, información, calidad, finalidad, lealtad, proporcionalidad y responsabilidad que marca la ley.
  • Informar a los titulares de datos, la información que se recaba de ellos y con qué fines, a través del aviso de privacidad.
  • Poner a disposición de los titulares el aviso de privacidad a través de formatos impresos, digitales, visuales, sonoros o cualquier otra tecnología.
  • Establecer y mantener medidas de seguridad administrativas, técnicas y físicas que permitan proteger los datos personales contra daño, pérdida, alteración, destrucción o el uso, acceso o tratamiento no autorizado.
  • Designar a una persona o departamento responsable de datos personales, quien dará trámite a las solicitudes de los titulares para el ejercicio de los derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición).

 

Las infracciones a esta ley pueden culminar en sanciones que van desde el simple apercibimiento hasta multas superiores a los $38 millones de pesos. Así mismo, se sancionará con prisión de entre 3 meses a 5 años a quienes, con ánimo de lucro, provoquen la vulneración de una base de datos o traten datos personales mediante engaños.

 

Conclusión, no tome a la ligera el tema de protección de datos personales. Usted debe delinear una estrategia segura que le permita seguir haciendo negocios sin infringir el marco legal vigente.

 

Publicado originalmente en: http://www.empresasydinero.com/el-abc-de-la-proteccion-de-datos-personales/

1 5 6 7 8 9