La confidencialidad está en todas partes

Es hasta cierto punto común pensar que los deberes de confidencialidad nacen siempre en virtud de un contrato relacionado con negocios, muchas veces de los conocidos como “Non Disclosure Agreements” o “NDA’s”. Si bien es cierto que este tipo de acuerdos o convenios son bastante comunes en los negocios, también es cierto que la fuente principal de obligaciones de confidencialidad y secrecía es la ley. El problema radica en que la mayor parte de gente de negocios no conoce estas leyes, y por lo tanto cree que solo se obliga en los términos de los contratos de confidencialidad que firma.

 

Si uno incumple un contrato la mayoría de las veces está en las manos de su contraparte la decisión de demandarlo o no, y si lo hace puede que pasen años antes de que tenga una repercusión negativa. En cambio, el desconocimiento de las “leyes de confidencialidad” puede costarles muy caro, pues la violación de las mismas puede acarrearles consecuencias económicas serias (multas de hasta más de $19 millones de pesos) o inclusive sanciones corporales (hasta 12 años de prisión).

 

Cuando usted realiza un negocio es importante analice todos los ángulos de confidencialidad de la información: (a) contratos y cláusulas de confidencialidad con su contraparte; (b) contratos y cláusulas de confidencialidad con sus empleados; (c) contratos y cláusulas de confidencialidad con sus proveedores; y (d) contratos y cláusulas de datos personales y avisos de privacidad que tenga su contraparte, entre otros.

 

Además de lo anterior, y con independencia a que esté usted realizando o no un negocio, siempre es importante que conozca lo que establecen las leyes más importantes de la materia en torno a obligaciones de confidencialidad:

 

Ley Reglamentaria del Artículo 5° Constitucional, relativo al Ejercicio de las Profesiones en el D.F. ARTICULO 36.- Todo profesionista estará obligado a guardar estrictamente el secreto de los asuntos que se le confíen por sus clientes, salvo los informes que obligatoriamente establezcan las leyes respectivas.
Ley de la Propiedad Industrial Artículo 84.- La persona que guarde un secreto industrial podrá transmitirlo o autorizar su uso a un tercero. El usuario autorizado tendrá la obligación de no divulgar el secreto industrial por ningún medio.Artículo 85.- Toda aquella persona que, con motivo de su trabajo, empleo, cargo, puesto, desempeño de su profesión o relación de negocios, tenga acceso a un secreto industrial del cual se le haya prevenido sobre su confidencialidad, deberá abstenerse de revelarlo sin causa justificada y sin consentimiento de la persona que guarde dicho secreto, o de su usuario autorizado.Artículo 86.- La persona física o moral que contrate a un trabajador que esté laborando o haya laborado o a un profesionista, asesor o consultor que preste o haya prestado sus servicios para otra persona, con el fin de obtener secretos industriales de ésta, será responsable del pago de daños y perjuicios que le ocasione a dicha persona.
Ley Federal de Protección al Consumidor Artículo 76 bis.- Las disposiciones del presente Capítulo aplican a las relaciones entre  proveedores y consumidores en las transacciones efectuadas a través del uso de medios electrónicos,  ópticos o de cualquier otra tecnología. En la celebración de dichas transacciones se cumplirá con lo  siguiente:I. El proveedor utilizará la información proporcionada por el consumidor en forma confidencial, por lo que no podrá difundirla o transmitirla a otros proveedores ajenos a la transacción, salvo autorización  expresa del propio consumidor o por requerimiento de autoridad competente;II. El proveedor utilizará alguno de los elementos técnicos disponibles para brindar seguridad y confidencialidad a la información proporcionada por el consumidor e informará a éste, previamente a la celebración de la transacción, de las características generales de dichos elementos;
Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares Artículo 19.- Todo responsable que lleve a cabo tratamiento de datos personales deberá establecer y mantener medidas de seguridad administrativas, técnicas y físicas que permitan proteger los datos personales contra daño, pérdida, alteración, destrucción o el uso, acceso o tratamiento no autorizado.Artículo 21.- El responsable o terceros que intervengan en cualquier fase del tratamiento de datos personales deberán guardar confidencialidad respecto de éstos, obligación que subsistirá aun después de finalizar sus relaciones con el titular o, en su caso, con el responsable.Artículos 63 y 64.- La multa por incumplir el deber de confidencialidad respecto de cualquier fase del tratamiento de datos personales puede ser de hasta $19,142,400 pesos (320,000 salarios mínimos).
Ley Federal del Trabajo Artículo 47.- Son causas de rescisión de la relación de trabajo, sin responsabilidad para el patrón:IX. Revelar el trabajador los secretos de fabricación o dar a conocer asuntos de carácter reservado, con perjuicio de la empresa;Artículo 134.- Son obligaciones de los trabajadores:XIII. Guardar escrupulosamente los secretos técnicos, comerciales y de fabricación de los productos a cuya elaboración concurran directa o indirectamente, o de los cuales tengan conocimiento por razón del trabajo que desempeñen, así como de los asuntos administrativos reservados, cuya divulgación pueda causar perjuicios a la empresa.
Código Penal Federal Artículo 210.- Se impondrán de treinta a doscientas jornadas de trabajo en favor de la comunidad, al  que sin justa causa, con perjuicio de alguien y sin  consentimiento del que pueda resultar perjudicado, revele algún secreto o comunicación reservada que conoce o ha recibido con motivo de su empleo, cargo o puesto.Artículo 211.- La sanción será de uno a cinco años, multa de cincuenta a quinientos pesos y suspensión de profesión en su caso, de dos meses a un año, cuando la revelación punible sea hecha por persona que presta servicios profesionales o técnicos o por funcionario o empleado público o cuando el secreto revelado o publicado sea de carácter industrial.Artículo 211 Bis.- A quien revele, divulgue o utilice indebidamente o en perjuicio de otro, información  o imágenes obtenidas en una intervención de comunicación privada, se le aplicarán sanciones de seis a doce años de prisión y de trescientos a seiscientos días multa.

Como puede apreciar, guardar la confidencialidad de la información es cosa seria. No tome a la ligera estas obligaciones que nacen no solo por la vía contractual, sino también por orden de ley en muy diversos ámbitos. Conozca sus obligaciones y busque la asesoría adecuada para cumplirlas cabalmente.

 

Originalmente publicado en: http://www.empresasydinero.com/la-confidencialidad-esta-en-todas-partes/

 

Image: renjith krishnan / FreeDigitalPhotos.net

Negociando con Pedro Picapiedra

“LAS PARTES” están de acuerdo en que los medios electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología, serán utilizados única y exclusivamente como un sistema de comunicación informal entre ellas mismas, siendo inválido cualquier acuerdo tomado a través de estos sistemas, así como cualquier notificación o entrega de archivos enviados por este medio.

 

Esta cláusula que revisé en un contrato hace un par de semanas fue la que me motivó a escribir la columna de esta semana. A pesar de que solicité su eliminación, el abogado del cliente insiste en incluirla. No pude evitar recordar las caricaturas de Pedro Picapiedra, pues llegué a pensar que estaba negociando un contrato con un cavernícola.

 

Esta cláusula no solo es “contraria a derecho”, sino a todas luces absurda y ridícula para la era digital en la que vivimos. Cuando digo que es “contraria a derecho” no me refiero a que ésta sea ilegal, sino que va en contra del espíritu de la legislación internacional y de ley mexicana, que lleva al menos 11 años reformada para posibilitar la existencia de contratos electrónicos, tanto en el plano civil como en el mercantil. Es claro que el principio rector del derecho privado es “la autonomía de la voluntad de las partes”, pero querer contratar así, es como vivir en otra época.

 

El  artículo 1803 de nuestro Código Civil Federal dice textualmente: “El consentimiento puede ser expreso o tácito. (I) Será expreso cuando la voluntad se manifiesta verbalmente, por escrito, por medios electrónicos, ópticos o por cualquier otra tecnología, o por signos inequívocos”.

 

El artículo 89 de nuestro Código de Comercio dice textualmente.- “En los actos de comercio y en la formación de los mismospodrán emplearse los medios electrónicos, ópticos o cualquier otra tecnología”. Uno de los principios que rige este título de Comercio Electrónico, es precisamente el de “equivalencia funcional del Mensaje de Datos en relación con la información documentada en medios no electrónicos”, lo cual significa que un documento que conste en medios electrónicos es equivalente a uno en papel.

 

Por su parte, el artículo 210-A del Código Federal de Procedimientos Civiles indica que: “se reconoce como prueba la información generada o comunicada que conste en medios electrónicos, ópticos o en cualquier otra tecnología. Para rematar, el propio Código de Comercio en su artículo 89bis establece que “No se negarán efectos jurídicos, validez o fuerza obligatoria a cualquier tipo de información por la sola razón de que esté contenida en un Mensaje de Datos.”

 

Desde el año 1996 existen instrumentos internacionales (Leyes Modelo) que nos indican básicamente dos cosas: (1) es perfectamente válido contratar electrónicamente y (2) que no debe restársele valor probatorio ni peso legal a ningún documento plasmado en medios electrónicos. Desde entonces, decenas de países en todo el mundo han reformado sus leyes para posibilitar el comercio electrónico, dándole certidumbre legal a este tipo de transacciones.

 

Cláusulas como las que comentamos, no solo tiran a la basura el trabajo de 15 años de miles, de abogados, legisladores e informáticos que en todo el mundo han estado involucrados en la creación de normas que den certeza jurídica absoluta a los negocios electrónicos, sino también van en contra del entorno digital en que todos vivimos.

 

Tenerle miedo a la informática es como tenerle miedo a respirar. Es inevitable usarla, es inevitable respirar, entonces, ¿cómo vivir con miedo a ello? Desde luego se pueden hacer fraudes en medios electrónicos, pero también se pueden cometer ilícitos en papel. Así como tomamos precauciones cuando hacemos negocios en el mundo físico (verificar identidad de las partes, verificar firma, representación legal, etc.), también debemos tomar precauciones en el entorno digital (usar firma electrónica, medios de autenticación, mecanismos de seguridad, etc.).

 

Hoy la mayor parte del dinero en el mundo se mueve por medios electrónicos, no por medios físicos. Hoy la mayor parte del comercio y los negocios en el mundo se realizan a través de medios electrónicos. No ignoremos ni neguemos la inexorable tendencia digital. Cuando nos topemos con gente obtusa que quiera regresar a la era de piedra, invitémosle cordialmente a desempolvarse y actualizarse. En este mundo el que no evoluciona muere.

 

Publicado originalmente en: http://www.empresasydinero.com/negociando-con-pedro-picapiedra/

 

Image: Master isolated images / FreeDigitalPhotos.net

La otra cara de Steve Jobs

No hace falta introducción para hablar de Steve Jobs. Parece que todo el mundo sabe de él, y muchos lloran su partida de este mundo terrenal. Elogios dignos de rayar en idolatría se veían y siguen viendo por todas partes, hasta algunos de sus adversarios le han rendido tributo. Nadie puede negar la visión, dedicación y el trabajo arduo que llevó a Steve Jobs a ser considerado uno de los grandes “genios” de los últimos tiempos. Hizo de Apple una de las más grandes compañías y marcas del mundo. Sus lindos y eficientes productos atraen a millones de consumidores en todos los mercados consumistas. Revolucionó la industria de la música, las computadoras personales, los teléfonos inteligentes y las tabletas.

 

Pero no todo es miel sobre hojuelas, dicen que detrás de un gran genio siempre hay un lado oscuro. Conversando con el Ingeniero Virgilio Gómez, quien ha dedicado gran parte de su vida a la investigación y el análisis de la vida y obra de 30 de los genios más grandes de la historia, descubrimos algunos hechos interesantes:

 

  • Bill Gates es impaciente, irritable, de fuerte temperamento. Se tiene que involucrar personalmente en todo para sentirse cómodo. El éxito de su empresa se ha basado en diversas estrategias, menos en la innovación.
  • Leonardo da Vinci, como era tan perfeccionista y creía que la perfección nunca podía llegar (una paradoja), que casi nunca terminaba sus obras. Nunca conoció mujer, según él porque le quitaba tiempo para crear la magnificencia, igual que Miguel Ángel.
  • Walt Disney se enemistó con el sindicato de trabajadores de la industria al grado de que se enfermó. Lo tomó personal, él pensaba que trataba muy bien a su gente y que el que se revelaran contra él era casi un pecado, por lo que se volvió rencoroso. Luego de ese evento nunca más volvió a ser “el tío Walt”, como le decían sus empleados con cariño.
  • Mozart se enemistó con la única persona que lo podría haber sacado de pobre y ser su mecenas por mucho tiempo. Se enamoró de una chica que no lo quería, la familia lo buscaba solamente por interés. Su baja inteligencia emocional, rasgo característico de muchos otros genios, dominaba los aspectos positivos de su obra.
  • Enstein fue un rebelde contra toda autoridad, sobre todo los maestros ortodoxos que no le estimulaban enseñando nuevas teorías. Fue un mujeriego y llevó una muy mala relación con sus hijos por muchos años.

 

Y qué hay de Steve Jobs, ¿era el hombre perfecto? Desde luego que distaba mucho de serlo. No supo manejar su inteligencia emocional cuando trajo al CEO de Pepsico a liderar Apple. Jobs muy drástico, emocional, apasionado y enfocado a la tecnología, el otro enfocado totalmente al negocio. Jobs no supo manejar esa relación, hubo gran fricción y quiso poner al consejo de directores en contra del nuevo CEO de Apple, pero como decimos en México, “se le volteó el chirrión por el palito”. El consejo de directores se puso en su contra y lo retiraron de toda posición de autoridad en la empresa, prácticamente le dijeron “adiós”. Esto fue por su inexperiencia como líder, lo cual cambió con el tiempo.

 

Infobae.com recopiló las opiniones que sobre Steve Jobs algunos famosos tienen, que se pueden resumir en una frase: Un talento creativo sin duda admirable pero que, en la opinión de muchas personas, frecuentemente sirvió más bien al abuso monopólico, a la creación de “necesidades” artificiales de consumo, al discurso de “un mundo mejor” como cobertura de la acumulación de ganancias exorbitantes.

 

Readwriteweb.com publicó recientemente historias de censura, control y derechos laborales relacionadas con Steve Jobs y Apple. No es para muchos secreto que la App Store era famosa por ejercer una tremenda censura sobre las aplicaciones que no le gustaban a Apple o tal vez a Steve Jobs. El machete de la censura era ejercido no solo en el App Store, sino también en la red social de iTunesllamada “Ping”: No querían aplicaciones que tuvieran que ver con desnudos totales o parciales, no les gustaban tweets de Lady Gaga condenando leyes anti-gay, y desde luego, prohibían toda aplicación que amenazara los derechos absolutos de control y restricción sobre sus sistemas y programas. Llegaron al extremo de obtener una patente para filtrar “contenidos cuestionables” transmitidos vía mensajes de texto (SMS)!

 

Lo más triste de todo es que Apple sub-contrataba a una de las peores fábricas de China (Foxconn) para fabricar sus productos más exitosos. Ésta contrataba a trabajadores muy jóvenes, hasta de 12 años, quienes eran forzados a trabajar largos períodos de tiempo para alcanzar la creciente demanda de iPhones y iPads en el mundo. Mientras la popularidad de estos aparatos crecía, los trabajadores eran forzados a trabajar más. Trabajadores entre 18 y 20 años eran forzados a trabajar entre 60 y 80 horas extras cada mes, en condiciones de hacinamiento y baja calidad. El trato inhumano al que eran sujetos estos trabajadores salió a la luz en mayo de 2010, cuando 7 de ellos que trabajaban en la producción del iPad se suicidaron. Después de esto, se les obligó al resto de los trabajadores a que firmaran una declaración que decía que ellos no se les permitía suicidarse.

 

Pero bueno, estoy seguro que todas estas pequeñeces no obscurecen ni empañan los grandes logros de Steve Jobs! Descanse en paz, genio y figura, hasta la sepultura.

 

Publicado originalmente en: http://www.empresasydinero.com/la-otra-cara-de-steve-jobs/

 

Image: Salvatore Vuono / FreeDigitalPhotos.net

Riesgos Legales en el Cloud Computing

En el “Cloud Computing” los usuarios pueden acceder a los servicios disponibles en la nube de Internet sin ser expertos en la gestión de los recursos que usan. En este esquema de servicios informáticos la información se almacena de manera permanente en servidores en Internet. Los ejemplos más simples de cómputo en la nube son: GoogleDocs, Dropbox, Picasa, etc. Los usuarios almacenan todo tipo de documentos y archivos (y acceden a ellos) en internet. Desde luego que existen aplicaciones profesionales para un uso corporativo o de negocios de estos servicios informáticos.

 

Con este fenómeno informático surgen muchas dudas y riesgos en el ámbito legal. Algunos de ellos son los siguientes:

 

—        Sub-contrantes (outsourcing en la nube). ¿Bajo qué condiciones el proveedor puede subcontratar partes del servicio de computación en nube? Puede usted estar negociando con “súper empresas”, con una extraordinaria reputación en el mercado… de esas que usted no podría concebir una falla sustancial en el servicio. ¿Pero qué pasa si esas empresas sub-contratan parte de los servicios en la nube? ¿Los sub-contratistas se obligarán con el contratista en los mismos términos y condiciones en que lo hizo con usted? ¿Tendrán los sub-contratistas los mismos niveles de seguridad, confidencialidad y de servicio (SLA) que la empresa con quien usted está contratando?

—        Transferencia y/o Borrado de la información. Durante el noviazgo todo es color de rosa, pero… ¿qué pasa si te divorcias de tu proveedor de cómputo en la nube? ¿Cómo operará la transferencia de tu información… en el plano físico, electrónico o en ambos? ¿Estará tu proveedor actual obligado a colaborar en el proceso de transferencia con otro proveedor? Sabemos que es práctica común en la industria de IT el hacer respaldos de la información. Una vez que termines la relación con tu proveedor, ¿qué garantías tienes de que realmente no se quedó con una copia de tu información? ¿Presenciaste o auditaste el proceso de eliminado electrónico (confiable) de tu información?

—        Ubicación de la información. Una de las características principales de los servicios de cómputo en la nube, es la flexibilidad con que se pueden brindar (“bajo demanda”), diseñando casi un traje a la medida para cada cliente. Parte de esa flexibilidad implica que el proveedor podrá decidir en cualquier momento dónde o en qué servidores podrá estar tratando y almacenando su información. ¿Qué sucede si su proveedor hoy tiene su información en servidores mexicanos, pero mañana decide moverlos a un servidor estadounidense, europeo o asiático? En el terreno legal, un lugar físico significa jurisdicción. Si su información está en un servidor Alemán, probablemente estará sujeta a las leyes alemanas. Autoridades extranjeras podrían no solo auditar, sino eventualmente “confiscar” su información, ante un incumplimiento de leyes locales. El proveedor debe obligarse a no transferir la información a otros países, sin el previo consentimiento del cliente.

—        Protección de datos personales. Este es un tema íntimamente ligado al anterior. Solo como ejemplo, la Unión Europea tiene los más altos estándares en materia de protección de datos personales, mientras los Estados Unidos tiene un modelo sectorial flexible y poco riguroso (comparado con el estándar europeo). México ya cuenta con una Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares. El tratamiento de datos personales en bases de datos es cada vez más sensible y está tremendamente fiscalizado en muchos países. Si usted no adopta las medidas contractuales necesarias, podría toparse con un serio problema no deseado.

—        Pérdida de la información. Ante un escenario trágico de pérdida de su información por negligencia, culpa o dolo de su proveedor, ¿cuáles son los recursos legales que usted dispone? ¿Hay penas convencionales o pago daños y perjuicios? ¿Existe en el contrato algún límite de responsabilidad para el proveedor?

—        Medidas de seguridad de la información. ¿Está encriptada? ¿Libre de virus / spyware? ¿Es segura la transferencia o solo el almacenamiento? ¿Tiene su proveedor un Plan de Recuperación en Caso de Desastre (DRP) o BCP? No olvide obligar a su proveedor a revelarle cualquier incidente de seguridad que involucre sus datos, particularmente aquellos en que su información haya podido ser vulnerada, copiada o alterada por terceros no autorizados.

—        Auditorias. El usuario debe poder verificar que el proveedor está cumpliendo con lo pactado. Pudiere haber auditorias gubernamentales, en las que ambas partes deberán cooperar para salir bien librados de ellas.

 

Para concluir solo me resta agregar que a la fecha no hay ninguna ley –ni a nivel nacional ni internacional- que regule al Cloud Computing, ni las habrá en muchos años seguramente. Esto significa que la única manera de regular este fenómeno es por la vía contractual. Lea bien los contratos de sus proveedores, y asegúrese de que su abogado entienda el tema.

 

Publicado originalmente en: http://www.empresasydinero.com/riesgos-legales-en-el-cloud-computing/

 

Image: scottchan / FreeDigitalPhotos.net

Apple vs. Samsung: La Guerra contra las Galaxias

Desde el mes de abril del presente año, Apple ha declarado “la guerra contra las galaxias” de Samsung en nueve países. Según Apple, los teléfonos inteligentes Samsung Galaxy S y S II, Samsung Galaxy Ace, y las tabletas Samsung Galaxy Tab 10.1 y 7.7 son “copias serviles” del iPhone y iPad, respectivamente.

 

  • En Australia Apple demandó a Samsung alegando que copió su diseño del Galaxy Tab 10.1 del iPad. Apple logró que se pospusiera la disponibilidad (tanto de ventas como de mercadotecnia) de esta tableta hasta el mes de septiembre al menos. Samsung contrademandó a Apple en Australia, argumentando que el iPad viola algunas de sus patentes de “tecnologías móviles”.

 

  • Apple demandó a Samsung en Alemania argumentando que el Samsung Galaxy Tab 10.1 imitaba el registro de diseño del iPad. Este ha sido uno de los casos más polémicos, porque al ser el registro de diseño un documento comunitario (válido en toda la Unión Europea), el juez originalmente decidió que se prohibiera la venta y distribución de la Galaxy Tab 10.1 en toda Europa, cosa de la cual se arrepintió después y dejó la prohibición solo para Alemania. Otro hecho que causó revuelo a nivel mundial, es que se descubrió que Apple manipuló digitalmente 27 fotografías para hacer que el Galaxy Tab 10.1 tuviera exactamente las mismas dimensiones y proporción que el iPad. A pesar de ello, a la fecha esta tableta no se puede vender en Alemania.

 

  • En los Países Bajos la demanda de Apple en contra de Samsung fue más amplia que la Alemana y potencialmente más dañina para Samsung, ya que la empresa coreana tiene su centro logístico europeo en este país. El juez resolvió que los tres teléfonos Galaxy de Samsung potencialmente violan una patente de Apple llamada “Dispositivo Electrónico Portátil para la Gestión de Fotos”. No todo fue malo para Samsung, sino que a Apple perdió en varios argumentos importantes: La Corte Holandesa consideró que (i) el Diseño Comunitario de Apple del iPad es demasiado genérico para ofrecer una protección tan amplia; (ii) el diseño del iPhone y los teléfonos de Samsung son suficientemente diferentes para evitar cualquier infracción a patentes previas; y (iii) los teléfonos de Samsung no violan la patente de Apple llamada “Gestos para Deslizar y Desbloquear”.

 

  • La demanda de Apple en contra de Samsung en Estados Unidos parece ser la más extensa, pues se citan numerosas violaciones a patentes funcionales y de diseño, a marcas y a “imagen comercial”. Sin embargo, los expertos opinan que esta es la más difícil de las batallas, no solo por las numerosas violaciones que se argumentan, sino porque Apple está obligado a probar que es probable que tenga éxito en los méritos de su caso. Se espera que el juicio no inicie sino hasta principios del 2013.

 

  • En Japón, Apple presentó una demanda contra Samsung el pasado mes de agosto. Apple solicita que se prohíba la venta de los teléfonos Samsung Galaxy S y S II, así como de la tableta Samsung Galaxy Tab 7.7. La americana argumenta que su contraparte coreana copió los diseños del iPhone y del iPad. Además de la prohibición de la venta de estos productos, la compañía de la manzana demanda a Samsung el pago de Â¥100 millones de yenes por concepto de daños.

 

  • Además de las anteriores, otras demandas de Apple vs. Samsung han sido presentadas en Francia, Italia, Reino Unido yCorea del Sur.

 

Bajo el régimen de propiedad industrial, se puede buscar la protección de una patente, un diseño industrial o un modelo de utilidad. Una patente es un derecho otorgado por el Estado a un inventor para explotar una creación (invención o tecnología) de manera exclusiva. Se obtiene protección bajo patente, para productos, y procesos. Son registrables bajo la figura de diseño industrial, los dibujos industriales (combinación de figuras, líneas o colores) que incorporen a un producto industrial con fines de ornamentación y que le den un aspecto peculiar y propio. En los casos comentados se han mezclado en los tribunales nacionales ambos conceptos, con sus respectivas particularidades en las legislaciones de cada país.

 

Volviendo al tema de esta épica batalla galáctica entre estos dos gigantes, es importante recalcar que la manzana ha dirigido todas sus energías y recursos en demandar a una sola empresa: Samsung. Hay muchas otras empresas fabricando tabletas y teléfonos inteligentes que discutiblemente pudieran ser “semejantes” al iPhone y al iPad, pero a la empresa frutal solo le interesa dañar a Samsung.

 

Suponiendo sin conceder que los argumentos de Apple fueran legalmente correctos, probablemente Motorola, Asus, Acer, Sony, Toshiba y Lenovo, estarían violando las patentes y diseños que protegen el iPad, sin mencionar las empresas fabricantes de teléfonos inteligentes que estarían en problemas similares por posibles infracciones a diseños o patentes del iPhone. ¿Por qué entonces Apple se ha ensañado solo contra Samsung? La única explicación que encuentro es simple: el Samsung Galaxy S II y las Samsung Galaxy Tab 10.1 y 7.7 constituyen la primera (y tal vez la única) competencia real del iPhone y del iPad. La línea de productos Galaxy de Samsung ha tenido un éxito comercial extraordinario, y prácticamente el 100% de las evaluaciones de expertos y medios especializados han catalogado a estos productos como “excelentes” e incluso mejores que el iPad y el iPhone en algunos rubros.

 

Además, es un secreto abierto que muchos de los componentes del iPhone y el iPad son fabricados por Samsung. El propio CEO de Samsung ha reconocido que “Apple es nuestro cliente más grande”. Esta “guerra contra las galaxias” ha provocado que Apple termine sus relaciones comerciales son Samsung, y ahora está buscando un nuevo proveedor de LCD’s, chips y procesadores para sus productos, que antes solía comprar exclusivamente de Samsung. Esto será una tarea complicada para Apple, ya que no encontrará en el mercado un fabricante tan grande y profesional como Samsung, y además esta tecnología (LCD’s, chips y procesadores) esta protegida con patentes de Samsung.

 

Ojalá que este pánico se le pase a Apple pronto, y se decida a competir en el mercado y no en los tribunales. Después de todo, aunque Apple gane varias o todas estas batallas legales, cuando las sentencias sean dictadas, los productos en cuestión ya no estarán en el mercado (serán obsoletos), lo que representaría una triste victoria pírrica para Apple. Se rumora ya que ambas compañías están buscando llegar a un acuerdo extra-judicial, el cual no significará una derrota para ninguna de ellas, pues ambas tienen mucho que perder si continúan en esta absurda batalla legal.

 

Con información de: Ars Technica, NewsPanel, Mid Atlantic Consulting y MailOnline.

 

Publicado originalmente en: http://www.empresasydinero.com/category/columnistas/joel-gomez-trevino/

 

Image: Ambro / FreeDigitalPhotos.net

1 4 5 6 7 8 9